viernes, 2 de marzo de 2012

Gistreo debe ser protegido cuanto antes


La Plataforma para la Defensa de Gistreo manifiesta su estupor por el incendio que ha afectado a parte de la Sierra de Gistreo y Coto en las jornadas de ayer, antesdeayer y hoy. Lamentamos profundamente que este espacio natural único vuelva a verse afectado por un incendio forestal que sólo contribuye a la destrucción de nuestro entorno y es un perjuicio para todos los ciudadanos.

Desde la Plataforma para la Defensa de Gistreo queremos felicitar por su esfuerzo y dedicación a las brigadas antiincendios que han conseguido que prácticamente este controlado en la mañana de hoy. Gracias a su actuación se ha evitado una mayor tragedia ecológica por lo que hay que reconocer el esfuerzo permanente de los equipos antiincendios en una lucha que este año se prevé muy dura por las condiciones climatológicas.


Solicitamos a las autoridades competentes que tomen todas las medidas necesarias para esclarecer el origen del fuego y depurar responsabilidades, si las hubiere. Lo cierto es que es responsabilidad de todos contribuir a evitar los incendios, cada uno desde su posición, mejorando la gestión de nuestros entornos naturales y estando más atentos que nunca a las condiciones climáticas prohibiendo por ejemplo, que se produzca cualquier quema de rastrojos mientras dure la sequía actual.

Este fuego se ha producido en el borde del área IBA (Important Bird Área) de Gistreo y Coto, donde la importancia de la avifauna es esencial para el equilibrio ecológico de la zona. Por ello se hace más necesario que nunca la declaración de ESPACIO NATURAL PROTEGIDO de toda la Sierra de Gistreo y Coto, tal y como viene demandando esta asociación desde hace varios años.

6 comentarios:

Alto Sil dijo...

Es desesperante ver que nada cambia en el tema de los incendios, y que un solo particular puede destruir miles de árboles y todo el ecosistema que se ha creado en ellos después de muchos años de esfuerzo de la naturaleza. ¿Qué tiene que suceder para que se tomen las medidas adecuadas? ¿Que ardan las fincas de los empresarios y los banqueros?

xistréu dijo...

No solo esta sierra debería ser protegida, realmente sería necesario un fuerte compromiso social y político encaminado a proteger todo el ámbito natural desde los límites con Asturias, las márgenes del alto Sil y los límites naturales de la sierra de Gistreo y Coto por el este y el sur.

Pero me parece a mi que, el sentido común es el menos común de los sentidos, y mucho menos en esta provincia en general, y por esta contorna en particular, donde parecen nuestros representantes mucho más ocupados en obedecer a los recados de quien ordena y manda, que de atender a las demandas de sus convecinos y ciudadanos.

Si desde cualquier humilde ayuntamiento se puede crear una figura de protección para todos aquellos parajes que por su singularidad, belleza y calidad ambiental y biológica lo merezcan. ¿Por qué ni un solo edil tiene la valentía de plantearlo al menos para su propio municipio?

Toda esta absurda situación da a entender una total y absoluta falta de responsabilidad y saber hacer por parte de nuestros gobernantes. ¿O puede alguien entender que la mejor manera de forjar el futuro y defender el medio ambiente de una tierra, es apostar por los cielos abiertos y las pingües subvenciones, que siempre se lleva un único individuo?

Alto Sil dijo...

He llegado a la conclusión de que si se deja el medio ambiente (o el patrimonio arquitectónico y etnográfico) al cuidado de los que viven en él, desaparece. Los que ven el paisaje alrededor de su casa desde que nacieron no lo suelen valorar y no sienten gran dolor cuando se quema, se tala, o se transforma en autopistas, industrias, minas a cielo abierto o un simple erial. Los únicos lugares donde se mantiene la arquitectura típica son donde la gente era tan pobre que no pudo renovar la casa y cubrir la fachada de ladrillo o de azulejo o construir un engendro; en los lugares más próximos a la civilización las casas tradicionales desaparecen, salvo la de algún "emigrado" que sí valora lo que dejó atrás. Con la naturaleza ocurre igual y sólo se conserva donde los pueblos son pequeños y mal comunicados, pero no gracias a sus habitantes, sino a que fueron demasiado poco numerosos para acabar con toda su riqueza, como ocurre en las zonas más habitables de España, cuyos ecosistemas son muy pobres o consistentes en gatos, palomas y ratones.

Y esta introducción es para decir que en el tema de los incendios, si hemos de esperar a que los paisanos se mentalicen de que el fuego es malo, arderá todo y no cambiarán un ápice su opinión al respecto. Por eso, como el ser humano muchas veces sólo funciona por miedo al castigo, una de las principales vías para atajar el peligro de incendios es aumentar las penas de cárcel. Yo he conocido muchas buenas personas de los pueblos que no ven dónde está el problema de quemar el monte, porque lo hicieron toda la vida, como lo hicieron sus antepasados, y nunca hasta hace unos años les dijeron que eso estuviera mal. Irán algunos pobres diablos entre rejas, pero el resto se lo pensarán antes de encender.

Igual que hace tres siglos la esclavitud no se planteaba como algo inhumano y ahora a cualquiera le espanta, las mentalidades con frecuencia hay que cambiarlas desde arriba. Si a los políticos no les parece importante cambiar nada en la legislación con respecto a los incendios, va a seguir todo igual mientras haya paisanos porque, a sus años, ya es muy difícil cambiarles de mentalidad. Un poco de miedo ayuda a que dejen el hábito.

Y por supuesto, interesarse por qué queman el monte. Algunos quemarán igual aunque se les desbroce zonas de monte bajo para el pasto, o aunque se mantengan limpios los caminos para que puedan ir a cazar, pero el interés y el esfuerzo por parte de la administración pueden ayudar mucho a frenar los incendios. Implicar a los pueblos en la defensa del monte también es clave. En los pinares de Urbión, en Soria, que es la mayor masa forestal de España, no hay un incendio desde tiempo inmemorial, pero porque pueblos enteros viven directamente o indirectamente de la extracción y comercialización de la madera. En zonas recientemente repobladas aún no se puede hacer nada, pero en otras más antiguas ya sí. En los pueblos se suele saber quién es el que quema, y mientras no hay ningún afectado por el fuego, nadie denuncia. Pero si algunos vecinos viven del monte, las denuncias salen solas, y los pirómanos ya no se sienten tan valientes para pegar fuego.

Habrá muchas más pequeñas soluciones para prevenir incendios, pero casi todas pasan por que la administración ponga ganas e interés en el asunto.

Casi nada

Xistréu dijo...

Lamentablemente, me temo que en este caso concreto, todos los indicios apuntan a que fue el propio Ayuntamiento de Noceda, con la pertinente firma del señor alcalde, quien concedió el permiso al imprudente vecino, quien a su vez, no supo ni pudo controlar el fuego en estos calurosos días e impropios para estas fechas.

Como dicen por Candelario: Sólo se conserva lo que se valora. Sólo se valora lo que se conoce.

Anónimo dijo...

Xistreu no tienes ni p...idea.El queda los permisos para quemar son los guardamontes y antes de opinar enterate

Xistréu dijo...

Oye, no te escudes en el anonimato, y entérate tú, que uno tiene derecho a equivocarse, pero me da lo mismo si la firma es de fulano o de mengano que el mal ya está hecho, y por lo que demuestran los hechos quienes deberían velar por el patrimonio aparecen como los principales responsables.

Por otra parte estos pormenores carecen de importancia ante el desastre cometido, que es de lo que se trata. Aunque a ti eso no te preocupa tanto como incordiar a quienes defendamos el patrimonio de todos, tú incluido.

Entérate bien por donde andas, y con quien, porque con esa actitud tuya es más fácil que prosperen canteras, fuegos y molinos en la sierra que hacer de ella un parque natural del que nos sintamos orgullosos.

Salu2.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes