lunes, 21 de junio de 2010

Ursus arctos cantabricus, el turista accidental


A primeros de mes el oso pardo cantábrico dejó constancia de su existencia en la sierra de Gistreo, al visitar de madrugada las inmediaciones del barrio de Río en Noceda, donde asaltó un colmenal custodiado por un perro guardián atado, que no sufrió daño alguno al no suponer ninguna amenaza para el plantígrado invasor en su búsqueda del alimento que en ocasiones le suelen proporcionar las abejas.

Conocimos este acontecimiento casi de inmediato, pero optamos por la prudencia y esperar a que se confirmaran todos los detalles de tan magnífica noticia para los valores ambientales y de biodiversidad de nuestro entorno natural tan amenazado y ninguneado por especuladores, políticos mercenarios y algunos supuestos compañeros de viaje, todos preocupados más por incrementar su cuenta corriente, su cuota de poder y sus influencias. Independientemente del daño causado por el animal, probablemente un joven inmaduro de uno ó dos años, que debe ser reparado al apicultor, se trata de una gran noticia que pone en evidencia todas las argucias, falsedades y chapuzas que emplean los promotores eólicos en la elaboración de sus estudios de evaluación ambiental, que en la mayoría de los casos son realizados por empresas íntimamente vinculadas al promotor. No se trata de ninguna bravuconada ecologista, ni de ningún farol utópico cuando pedimos y argumentamos que la sierra de Gistreo y Coto, en toda su extensión sea declarada Parque Natural. Nos encontramos ante un monumento natural que debe ser protegido legalmente y alejar cuanto antes todas los peligros irracionales que la amenazan, por mucho que los quieran enmascarar con una supuesta riqueza para la ya escasa población de los vecinos de la sierra, y como una fuente generadora de empleo como antaño lo fueron los pozos mineros.

Sin embargo, en cuanto se personaron en el lugar de autos los técnicos para evaluar y cuantificar los daños ocasionados por el mamífero más emblemático de la cordillera Cantábrica, la noticia saltó en los medios de forma intencionadamente sensacionalista y exagerada, sin que nunca estos informadores visitaran Noceda ni se hablara con sus vecinos. En ocasiones sólo cunde el pánico entre quienes se creen certeros analistas de la realidad desde la atalaya de su cálido escritorio, y temen que el devenir cotidiano sea alterado por una bestia que podría, si las fuerzas del orden no lo impiden, acudir a un centro comercial y camuflado entre la masa proveerse de vitualla.

El oso desde siempre ha convivido con los esforzados vecinos, que han tenido que ingeniárselas inventando cortines con el fin de proteger su producción de miel de las zarpas del goloso cuadrúpedo. No se conocen casos de ataques a personas en la zona, manteniéndose prudentemente alejado de los núcleos urbanos. Como dice el biólogo Javier Naves Cienfuegos, "un oso que come del hombre está muerto". Los daños causados por el oso a las propiedades humanas serán siempre testimoniales, en comparación solamente con los que energúmenos con mentes enfermas provocan intencionadamente cada verano en forma de incendios y que la prensa, en la mayoría de los casos, contempla como un show fallero.

La noticia está en que la visita del oso es una gran noticia. Jamás representa una amenaza para la población. Quienes estamos amenazados somos el oso, las personas y la sierra entera, pero por la codicia de unos pocos que pretenden con sus armatostes eólicos destruir la belleza y la economía de la sierra de Gistreo.

7 comentarios:

Dani dijo...

Excelente noticia (a pesar del destrozo que no es agradable para el propietario. Pensar que cada vez que voy por allí puedo encontarme un oso hace que me suba la adrenalina.

Si se trata de un ejemplar joven es bastante posible que visite este lugar porque un oso mayor le ha echado de un territorio colindante. Quizás esté buscando establecerse por allí. La falda norte y oeste de la Peña de Gristreo me parecen muy buena ubicación para él.

Que venga más.

Un saludo

Robert dijo...

Enhorabuena por la feliz noticia!! Es estupendo, una prueba más de que el oso se haya en expansión, reforzados sus núcleos duros y dispersando los ejemplares jóvenes. Una buena noticia al fin.

Saludos!

Héroe de Leyenda dijo...

Me parece una noticia estupenda. Tenía oido de que por el tramo de valle entre Librán y Pardamaza habían andado hace una temporada. Me alegro de que se hayan animado a cruzar para la cara sur de Gistreo. Esperemos que los delitos ecológicos a esta comarca paren, y que estas noticias sean cotidianas, lo que supondrá el triunfo de la vida por fin.

Anónimo dijo...

toda esta jente que le parece bien los osos que los meta en sus casas porque parece ser que es mas importante el oso, estos señores si es que se les puede llamar asi son los que tienen sus ordenadores con luz para decir todas estas tonterias en contra de las enerjias renobables, por que usan la luz entonces por que usan el telefono todo esto necesita la energia llamese solar o fotovoltaica que dejen ya de marear la perdiz.

Anónimo dijo...

mira anónimo tus comentarios sólo dejan en evidencia tu incultura... lo único que demuestras es (usando el símil que tú usas), que hay mucha gente sin cerebro y formación y con acceso a internet, y no por eso habría exterminarlos o prohibirles hablar...

PDG | Gistreo dijo...

Sin duda alguna esta noticia nos satisface a todos los que consideramos que conservar a la naturaleza como pieza principal para el equilibrio biológico de todas las especies, es una tarea que redundará en una mejor calidad de vida para el ser humano. Gracias a Dani, Robert y Héroe por vuestros comentarios, nuestra sierra estará agradecida de contar con 'vecinos' tan importantes como nuestro amigo el oso.

Para anónimo 1 decirle que, no sólo es casi imposible que el oso comparta mesa con nosotros, sino que además es delito. Nosotros estamos a favor de todas las energías limpias y renovables. ENERGÍA EÓLICA SÍ, PERO NO EN CUALQUIER SITIO, NI A CUALQUIER PRECIO. Tampoco nos vendría de más a todos los leoneses que el 'lobby' eléctrico permitiera que cada vecino se autoabasteciera en el consumo de electricidad. Además enviamos fuera el 85% de toda la que producimos.

En fin, que haiga salú y paz.

Anónimo dijo...

Esta primavera el oso pardo también estuvo en un colmenar situado en el términio municipal de Villar de las Traviesas, junto a la "Mina de los Caños". Fue visto por el "mudo" de Pardamaza que casualmente bajaba andando desde el pueblo con dirección a Bembibre, cuando el plantígrado se encontraba comiendo una colmena. Al llegar todo asustado al pueblo de Villar, el mudo gesticulaba lo que acababa de presenciar con los vecinos del pueblo, algunos de los cuales se acercaron hasta el citado lugar, pero solo se encoontraron unas cuantas colmenas tiradas.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails
 
Powered by Blogger