miércoles, 12 de mayo de 2010

La población de urogallos más rara del mundo está en León


La zona en la que se encontraron estas especies coincide con una de las mayores concentraciones de parques eólicos de la provincia

El Grupo de Investigación de Ecología y Conservación de Vertebrados de la Universidad de León (ULE) acaba de publicar en la prestigiosa revista alemana Journal of Ornithology un trabajo en el que describen la población de urogallos más rara del mundo. Según los biólogos, estos desconocidos urogallos deberían ser mejor estudiados y conservados debido a su exclusividad, y que sólo existan en León debería ser motivo de satisfacción ya que son indicadores de la calidad ambiental de los bosques donde habitan.
Estos urogallos son los más sureños del mundo, ya que los demás suelen vivir en bosques fríos, y los únicos que habitan en melojares (Quercus pyrenaica), también conocidos como rebollares, de clima mediterráneo. Los biólogos, en colaboración con la Junta de Castilla y León, detectaron reproducción del amenazado urogallo cantábrico en melojares leoneses localizados en el alto Boeza, Cepeda y Omaña. En total, son nueve cantaderos con 14 machos, que se registraron en esta área de 1500 kilómetros cuadrados.

Pero la zona donde los científicos describieron recientemente este curioso núcleo de urogallos, coincide con una de las mayores concentraciones de parques eólicos de la provincia de León. Cinco de ellos, con un total de 74 aerogeneradores, se encuentran ya instalados, en Valdelacasa, Peña El Gato, Valdesamario, Valdelín y La Espina, en plena zona urogallera, además de que otros cuatro parques están autorizados y tres más proyectados en esta zona.

Plan de Recuperación

El Plan de Recuperación del urogallo en Castilla y León, que está a su vez basado en la Estrategia para la conservación del urogallo cantábrico en España deja esta área de estudio fuera de las zonas de especial protección para la especie, haciendo caso omiso a las recomendaciones de la ‘Estrategia para la conservación del urogallo cantábrico en España’ que recomienda incluir dentro de estas zonas toda el área de distribución de la especie.

Al no estar considerada esta zona de estudio como zona de especial protección para la especie, a pesar de albergar una interesantísima población de urogallos, no está protegida contra la instalación de parques eólicos.

Manual para la conservación

En Alemania, un manual para la conservación del urogallo redactado por Rudy Suchant y Veronika Braunisch aclara que las repercusiones negativas de los parques eólicos sobre el urogallo son tanto por muertes por colisión, como por las molestias durante la construcción y la fragmentación del hábitat consecuencia de la red de infraestructuras asociadas al parque. Además, en el mismo país han comprobado que actividades mucho menos invasivas, como el esquí de fondo, suponen una molestia para el urogallo, ya que su número desciende debido al desplazamiento de los urogallos a zonas más tranquilas y el estrés acumulado por las molestias reduce el éxito reproductor.

También, el caso de Suiza y la mejor población alpina de gallo lira (Tetrao tetrix), pariente muy cercano del urogallo, que desapareció tras la instalación de un parque eólico junto al cantadero. Así, ningún país europeo con poblaciones amenazadas de urogallo se plantea siquiera la instalación de parques eólicos en hábitat de la especie, por el mero principio de precaución. Por tanto, parece muy sensato y previsible pensar que el urogallo es incompatible con los parques eólicos, y que de seguir la actual política energética sin escrúpulos conservacionistas que la Junta de Castilla y León desarrolla en dicha Comunidad, pronto nuestros melojares dejarán de dar cobijo a los urogallos más raros del mundo.

1 comentarios:

Plataforma Rebollar-Sierra de Gata dijo...

Participad en nuestra encuesta y uniros al grupo en Facebook. Gracias

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails
 
Powered by Blogger